Real

En una época en la que llamamos real a la mujer que se aleja del canon de belleza vigente -tan rechazado y al mismo tiempo exigido por nosotras mismas-, 17 mujeres de entre veinte y treinta años -la primera generación que sufre ansiedad, baja autoestima y obsesión por alcanzar el cuerpo “perfecto” por el uso de redes sociales como Instagram- se animan a sacarse la ropa y mostrarse sin retoques. “Naturales”. A exponer su inherente realidad, una condición humana que no responde a una talla. A desgarrar estereotipos y preconceptos.

 

Pero el verdadero desnudo es el de su intimidad. En una charla con ellas mismas comparten su historia, su pasado, su lucha interna, su aprendizaje, aquello que las hace ser reales. No sus medidas, no sus curvas, no sus facciones. 

 

En el transcurso del proyecto, fui parte de la dicotomía de acceder a mostrarse sin filtro en la era de las apps y al mismo tiempo, quizás de forma automatizada, esconderse. Tapar lo que la sociedad sostiene que, de verse, se trataría de algo escandaloso, provocador, obsceno, indecente, desagradable. Lo que las mujeres debemos tapar. Panzas, pechos, pezones, estrías, celulitis, acné, marcas en la piel. Tapando lo que nosotras creemos que deberíamos tapar. De forma consciente o no. Por temor a la represalia, la cosificación, la condena social, por vergüenza o rechazo propio.

 

Y esa fricción entre las ansías de romper los estereotipos de belleza y el límite que nos impone el chip social/cultural que llevamos dentro no hizo más que reafirmarme el camino de deconstrucción social que estamos transitando, que nos exige sin respiro cuestionarnos modelos y patrones mentales establecidos. 

 

Real es una manifestación contra el prejuicio, y un llamado al respeto y la empatía. A ver más allá de una imagen y, por sobre todo, comprender que mujeres reales somos todas. 

Copyright © Lucía Vázquez. All rights reserved.

  • Instagram - Círculo gris
  • Facebook - Grey Circle