Wynwood, el barrio más cool de Miami

24-May-2018

 

 

Saliendo de la burbuja de South Beach y adentrándonos en plena ciudad de Miami, Wynwood expone lo mejor del arte callejero mundial con una muestra al aire libre de murales de hasta cinco metros de alto y graffitis en cada una de sus paredes y veredas.  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Con las espaldas apoyadas sobre el mural “Codo a codo” del artista chileno Inti, dos chicas posan para Instagram. Enfrente, varias mujeres hacen fila para fotografiarse con “American Power”, el último trabajo del estadounidense Tristan Eaton inspirado en el empoderamiento del género femenino. A unos metros, padre e hijo imitan la pintura de un “Hulk” con cara de bebé, creación de Ron English. Mientras, siguen entrando familias, parejas, grupos de amigos y amigas que vienen a conocer Wynwood Walls, un espacio al aire libre de más de siete mil metros cuadrados en NW 2nd Avenue, entre las calles 25 y 26, en el barrio Wynwood, Miami. ¿Su atractivo? Cada una de sus paredes y muros es una obra de arte, pintada y grafiteada por alguno de los más de cuarenta artistas de todo el mundo que participan del proyecto -incluido el argentino Santiago Rubino-. Con una triple distribución -Wynwood Walls, Wynwood Doors y Wynwood Walls Garden-, la muestra expone cerca de treinta murales a puro color que se van renovando, e incluye un restaurante de tapas, una galería de arte, una tienda de regalos y dos salas de exhibiciones que van rotando. Abierto todos los días y de ingreso gratuito -con posibilidad de contratar tours privados-, Wynwood Walls es el paseo que transformó al barrio Wynwood de un lugar fantasma a uno de vanguardia en arte urbano, atrayendo a más de 10 mil personas por día.

 

De almacenes abandonados a distrito artístico

 

Al entrar a Wynwood Walls, nuestra mirada se concentra en un mural de casi cinco metros de alto en colores naranja y rojo que mezcla las figuras de David Bowie, el Dalai Lama, Martin Luther King Jr. y Jimi Hendrix con la de un hombre desconocido con sombrero de vaquero que recibe con los brazos abiertos: Tony Goldman. Empresario, visionario y revitalizador de zonas decadentes de distintas ciudades de los Estados Unidos -como SoHo en Nueva York en los años setenta y South Beach en Miami en los ochenta-, en 2009, Goldman vio en Wynwood el canvas perfecto para su proyecto artístico. Originalmente un barrio abandonado y peligroso al norte del Downtown de la ciudad de Miami, sus almacenes enormes con fachadas sin ventanas poco a poco se fueron convirtiendo en pinturas callejeras, al tiempo que Goldman instaló su museo a cielo abierto. En sus palabras, lo que lo inspiró fue “mostrar al público el arte del graffiti, un género subestimado y no respetado históricamente”. En 2010, la propuesta Wynwood Doors se sumó a Wynwood Walls, agregando otros doce murales a los once iniciales, de menor altura pero mayor longitud; y para 2015, Wynwood Walls Garden le dio el toque “verde” que le faltaba al complejo: cuatro murales nuevos rodean un pequeño parque.

 

 

 

Más allá de Wynwood Walls

 

Por fuera de la exposición, una veintena de artistas bajo la órbita de Goldman Properties -la empresa detrás de las transformaciones barriales- colorean las calles de Wynwood con sus diseños. Sobre la avenida NW 2nd, entre las calles 21 y 28, se concentra un polo comercial con bares, restaurantes, galerías de arte y fotografía, librerías y casas de diseño –imperdible Glottman- y locales de indumentaria y accesorios –como los de Wynwood Block, un paseo entre las calles 26 y 27. Sin embargo, es en las cortadas y en NW 1st Place donde se encuentra el costado artístico más crudo del distrito: las fachadas de los depósitos y fábricas antiguas son una explosión de graffitis y stickers caseros. Donde en Wynwood Walls hay murales con trasfondos políticos y sociales ahora aparecen personajes de Los Simpson y Pokémon y figuras populares como Al Pacino en la película Scarface –solo que en vez de sostener un rifle sostiene una banana. “El arte soy yo”, reza un dibujo colorido a mis pies. Y es que en Wynwood la vanguardia también se pisa: las veredas dejan mensajes alentadores y otros desafiantes. 

 

 

Recorrido gastronómico

 

Al lado de Wynwood Walls, el restaurante Joey’s, especializado en pasta y pizza, es un pionero de la zona: abierto en 2008, fue el primero en apostar al futuro del distrito y pronto se convirtió en el favorito. Dentro del complejo, Wynwood Kitchen & Bar atrae por su cocina latina, con eje en tapas, y su decoración callejera a tono. En las cuadras circundantes, la hamburguesería BND Burger, los restaurantes Wynwood Diner y Coyo Taco, y los cafés Mister Block Café y Panther Coffee Wynwood se suman a la oferta culinaria del barrio. 

 

 

30 artistas, 16 países, un solo lugar

 

Inaugurada en 2015, la galería Goldman Global Arts -dentro de Wynwood Walls- representa a todos los artistas que participaron de la propuesta desde su comienzo: hay desde pinturas de fotorrealismo y graffitis arte pop hasta letreros de neón con la lengua de los Rolling Stones.

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

     FAVS      

Seguir a Antevasin
  • Instagram - Black Circle
  • Facebook - Black Circle

Copyright © Lucía Vázquez. All rights reserved.

  • Instagram - Círculo gris
  • Facebook - Grey Circle